MAÍZ: SITUACIÓN GLOBAL (MARZO 2016)

MAÍZ
SITUACIÓN MUNDIAL
ANÁLISIS FUNADMENTAL Y TÉCNICO



CHINA. LA INFLUENCIA DEL GIGANTE ASIÁTICO

 

Se prevé que los stocks de maíz de China sean más de la mitad de los stocks mundiales para el final de este año comercial 15-16. Este aumento en sus reservas se atribuye a las políticas de apoyo al precio para hacer que este país sea más autosuficiente respecto a esta materia prima. Cada año el gobierno chino establece precios mínimos de compra para alentar la siembra de maíz. Cuando los precios del mercado caen por debajo de un nivel, el gobierno compra maíz y lo almacena en sus reservas.
Esta política hace que el maíz sea más rentable que otros cultivos, y por consiguiente se siembre más superficie. En esta última campaña se estima que China ha batido sus records de producción debido al aumento tanto de la superficie sembrada como del rendimiento obtenido del cultivo. 

Algo parecido ocurría en España tras la guerra civil, de allí los numerosos silos repartidos por el territorio nacional y las políticas intervencionistas para promover la recuperación del campo (LINK FEGA)






Debido a esta políticas ->  China es más autosuficiente respecto a sus consumos de maíz, y como consecuencia su importación se ha visto reducida.


¿QUÉ NOS ESPERA ESTA CAMPAÑA RESPECTO A LOS PRECIOS?

Es pronto decirlo, porque un factor fundamental de los precios es la oferta disponible, es decir, la cosecha. El único rayo de esperanza que hay para que los precios del maíz repunten (pensando en los productores) es que los rendimientos en los principales países productores (EEUU, China, Brasil) sean menores de lo esperado. 

Eso, a priori, no se verá hasta avanzadas las cosechas, pero sí podemos adelantarnos en las previsiones y decir que existe un fenómeno meteorológico muy influyente que ya ha afectado de manera importante en el pasado. Es el conocido como EL NIÑO (y su antítesis meteorológica LA NIÑA). 

En base a datos como la variación de temperatura media de los oceános (índice ONI, LINK) se puede establecer una relación directa entre estos fenómenos y los precios de los futuros de los cereales. Aquí ponemos una tabla donde se indican las intensidades de los fenómenos en función de esas medidas de temperatura. 



 
 Si miramos las variaciones de la temperatura y las comparamos con las campañas de maíz...

 

vemos que es más que probable que una campaña pobre acuciada por EL NIÑO implique variaciones fuertes en los precios. Ahora bien, será contrarestada por los stocks chinos? Probablemente no.