AUTOCONTROL: LA DIFERENCIA ENTRE INVERTIR O JUGAR


Una vez escuché que lo peor que le puede pasar  a una persona en la primera vez que va a  jugar a un casino es ganar una cantidad importante de dinero, sin realizar haber realizado muchas jugadas o partidas, es decir que tenga la “suerte” de que apostando 50€ en por ejemplo la ruleta obtenga un premio de 15.000€. Desde ese momento, si no controla su conducta y racionaliza que ha sido  sólo el puro azar en una apuesta arriesgada en donde la estadística no está de su lado (probabilidad de 1 entre varios millones), va a tener un serio problema. Que en casos extremos de dependencia al azar se llama Ludopatía. Constituyendo una de las mayores y más fuertes patologías que existen en las sociedades occidentales.
   
En el mundo de la Gestión de Activos financieros ocurre lo mismo, y sobre todo cuando se está trabajando con productos apalancados (de los cuales hablé en un artículo anterior). Si tenemos la “suerte” de “jugar” las primeras veces que estamos haciendo Trading, y no hemos realizado un análisis del mercado y un plan de Money Management riguroso en el que contemplemos objetivos entrada y salida, perdidas máximas diarias, etc..Enganchamos un movimiento fuerte del activo subyacente (vamos muy apalancados) y  gracias a ello obtenemos un rendimiento que consigue incrementar en más de un 50% nuestra cuenta, estamos casi condenados a entrar en Drowdawn total en no menos de 3 meses (tiempo que estiman los Brokers que un inversor particular sin experiencia y con una cuenta de no más de 15.000€  tarda en dejarla a cero).




Si alguna vez se ha tomado la molestia de calcular como puede recuperarse de una perdida del 50% de su cuenta, se habrá percatado que tiene que incrementarla en un 100% para volver al estado inicial de la misma.

No siempre tenemos que estar en mercado, de hecho en ocasiones es totalmente aconsejable estar en liquidez. Si no vemos clara la posición a tomar, no la tomamos, ya habrá más ocasiones para ello, tiene muchos años de Trading por delante, o no, dependerá de usted. Si por algo se caracteriza la bolsa es precisamente en que los trenes aquí sí pasan una y otra vez. Solo hay que saber cogerlos en el momento adecuado.

Para poder generar rendimientos continuos y estables haciendo Trading hay que establecer una Planificación Estructurada con los objetivos a conseguir en nuestra actividad, anotando cada una de las posiciones, las entradas, salidas, Stoploss, y lo que es más importante hacer una reseña de por qué se ha tomado esa posición (todo esto se puede hacer fácilmente con una tabla de Excel). Debemos ser rigurosos y constantes, no haciéndonos trampas, que a lo único que conllevan es a no conseguir los objetivos inicialmente propuestos.
 
Dentro de este proceso de normalización del Trading es donde entra en juego el control de estímulos y el refuerzo diferido en el tiempo para la consecución de los objetivos previamente marcados. El Trader debe ser capaz de dominar sus impulsos ante la esperanza de resultados mayores en el futuro.


En los años 60 el Psicólogo Walter Mischel realizó un estudio en el cual colocó un MarshMallow (una golosina) al alcance de un grupo de niños de cuatro años, explicándoles que podrían cogerlo ahora o esperar unos  cuantos minutos y coger dos. Tras catorce años de seguimiento, Mischel descubrió que los  niños que habían cogido el MarshMallow (impulsivos) tenían baja autoestima y umbrales bajos de frustración y en general tenían trabajos de baja cualificación, mientras que los que habían esperado a la recompensa de los dos MarshMallow, eran personas socialmente más competentes y con mayor éxito académico y profesional. En las personas con Autocontrol su toma de  decisiones está basada en criterios de razón, y no en la satisfacción de los estímulos inmediatos.


Con el fin de reforzar la importancia del Autocontrol, pondré un ejemplo en el cual todos nos podemos ver reflejados, ya que seguro que cualquiera de nosotros en algún momento de su vida ha intentado bajar esos kilos de más o controlar su peso:  

Hacer Trading es como hacer Dieta. Si queremos que los resultados sean satisfactorios debemos establecer un plan detallado en el cual se incluyan objetivos realistas y medibles, como sería perder 10 kilos en 4 meses. No locuras como perder 30 kilos en un mes, ya que lo único que provocará es un Efecto Rebote ganando 10 más de los que ya teníamos. Diseñar un Plan de Trabajo específico, en el cual se detalle de manera precisa el entrenamiento concreto a realizar y la dieta a seguir en estos 4 meses. Siguiéndolos de manera rigurosa. El hacerse trampas, muy frecuentes por desgracia, “ no pasa nada por un Donuts al día, es solo una tableta de chocolate, etc.” hace que a las dos semanas de haber empezado sean 2 Donuts y un plato de patatas fritas al día, y que al mes ya comamos como nos da la gana. Por supuesto todos estos  “deslices” cometidos no están apuntados en nuestro cuaderno de dieta, y sin embargo nos extrañemos que una vez pasados los 4 meses no hayamos obtenido el resultado. ¿ qué quiere?, ¡si lo extraño es que lo hubiera conseguido!. Es lo que yo llamo hacerse trampas al solitario, y piense que cuando las haga el único al que engaña es a usted mismo. 







RAÚL CALLE
PSICOLOGÍA DEL TRADING

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

.Image { text-align:center; }